Bienvenid@s a mi página personal

Etiqueta: microrrelatos

COLORES

 

La venta estaba casi cerrada, el comercial del concesionario ya estaba preparando el contrato con la firma de la pareja de compradores. Sólo faltaba un detalle: El color del vehículo.

  • El azul, por supuesto.
  • No, no. A mi me gusta más el rojo.
  • ¿Pero qué dices?, Ya lo habíamos hablado y era el azul.
  • Yo dije que, tras verlo físicamente, me decidiría y ahora prefiero el rojo.

Ambos se miraron con mirada desafiante, se separaron uno del otro unos centímetros. La tensión se palpaba.

  • ¡El rojo! – dijo muy seriamente.
  • ¡El azul! – espetó desafiante.

Se separaron unos centímetros más. Ambos miraron al comercial como indicando que les diera la razón. El vendedor sintió que la venta se le escapaba, empezó a sentirse inseguro.

  • Yo personalmente me decantaría por el rojo, es más deportivo y además el azul se ensucia enseguida y…

Vio la mirada de satisfacción en uno y la de incredulidad en el otro. Había metido la pata.

  • Bueno, el azul es más elegante, además el rojo tiene un índice mayor de accidentes y…

Ahora las caras se habían intercambiado. Se estaba metiendo en un berenjenal. Entonces se le ocurrió.

  • ¿Y por qué no hacéis un “leasing” un año con un color y al año siguiente cambiáis al otro color?, además hay otras ventajas ya que…

Las caras se relajaron. No les pareció mala idea. Ambos parecieron estar de acuerdo.

  • Vale, pero empezaremos con el rojo.
  • No, empezaremos por el azul.

El comercial les dijo:

  • Os dejo un momento solos para que lo penséis, vuelvo enseguida.

El comercial se levantó, fue al baño y una vez dentro y encerrado, gritó tan fuerte como pudo.

 

© Chesús Mateo

30 de junio de 2021

LA CUOTA

 

Las luces de neón con forma de corazón, se encienden y se apagan sugerentes y seductoras. En el exterior, una otrora hermosa mujer se exhibe provocando la reacción de posibles clientes.

Hace frío fuera, perdió su cobijo cuando acabó su juventud.

Los coches ya no paran a su lado. Un grupo de ruidosos jóvenes se acerca a ella. Brillos de alcohol se adivinan en sus ojos. Se ríen, se mofan de ella y pasan de largo.

Está cada vez más angustiada. Hoy, aún no ha conseguido clientes, y sabe lo que les espera si no cumple con su cuota.

© Chesús Mateo

29 de junio de 2021

¿DÓNDE ESTOY?

 

Estoy totalmente desorientado. No reconozco los edificios, ni las calles. Me he perdido. Yo iba hacia mi casa, pero ahora no sé dónde estoy.

La gente me mira extrañada y me dicen frases que no entiendo.

Una mujer de mediana edad a la que no recuerdo haber visto nunca, me llama papá, me coge del brazo y está empeñada en que vaya con ella a su casa.

La seguiré, estoy cansado y tengo hambre, quizás me dé la cena. Ya iré a mi casa mañana.

 

© Chesús Mateo

28 de junio de 2021

© 2022 Chesús Mateo

Tema por Anders NorenArriba ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies